Cocinar es un acto de amor

Sin duda alguna el comer es para muchos uno de los placeres de esta vida, pero el hacerlo de una manera desordenada tanto en la cantidad como en los tipos de alimentos que consumimos pueden llegar a tener serias consecuencias en nuestra salud. Es más, pudiéramos estar ‘cavando’ nuestra propia tumba con la cuchara y el tenedor.